Tag Archives: vacaciones

България (Bulgaria)

Bulgaria es un país del tamaño de Andalucía, de algo más de siete millones de habitantes, en el que si abres un grifo sale agua y si das al interruptor se enciende la luz, pero en el que a veces el tiempo parece haberse parado hace 20 o 30 años. El Festival de Eurovisión es algo de otra época. Hay países, la mayoría en el Este que creen en él y Bulgaria es uno de ellos.

A lo largo y ancho del país y con un poco de suerte podrás oir música ochentera o incluso house de mediados de los 90, pero lo habitual será padecer el chumba-chumba ya desde por la mañana, ya sea en un centro comercial, un chiringuito, restaurante de señores, autobús o cualquier otro espacio público imaginable. Tampoco se libran de él las numerosas y fantásticas terrazas a lo largo y ancho de los parques de sus ciudades.

El búlgaro no es borde, pero tampoco es amable ni simpático. El camarero que lo es marca la diferencia. Será parte de su cultural nacional, pero ni en otros países balcánicos ni excomunistas son así. Me cuesta creer que el comunismo hiciese algún bien a país alguno y menos a este si cabe. Han pasado unos cuantos años ya de la caída del Telón de Acero y podríamos decir que a día de hoy, al lado de los búlgaros los comerciantes y hosteleros donostiarras son auténticos fenicios.

Comprar forma parte de la actividad del buen turista y en Bulgaria este arte resulta un tanto difícil. Además de la a priori tibia predisposición del tendero, la oferta es estéticamente particular. He de decir que a pesar de una serie de circunstancias que confluyeron todas y a la vez en una tarde de ola de calor en Veliko Tarnovo, y tras reiterados intentos, conseguí comprarme unas Adidas.

Para alguien de una provincia en la que en julio puede llover durante 20 días (2011), las vacaciones son más vacaciones si hace calor. También hace que sean más vacaciones que estas sean en el extranjero: diferente cultura, idioma totalmente desconocido y otro alfabeto. Durante dos semanas hemos leído los nombres de los sitios como hemos podido, en lo que ha sido un ejercicio lúdico bastante divertido. En la segunda ciudad en que una de las estaciones de autobús se llama юг (yug) y esta estación está en su parte sur y si Yugoslavia quería decir eslavos del sur… deduces que юг es sur. O sea como niños, y así por todo el país.

A los que nos preguntan si vale la pena visitar Bulgaria, la misma respuesta: hemos estado muy a gusto… pero si no has estado en Turquía, vete a Turquía.

1 de septiembre

En su día existía el veraneo; ese mes en la costa, camping o en el pueblo durante el cual los niños y no tan niños se asilvestraban y dónde realmente desconectabamos de lo que era nuestra vida el resto del año. El teléfono era fijo y durante nuestra ausencia se llamaba esporádicamente a casa para decir “hemos llegado” o “estamos bien”. No es muy frecuente hoy día disfrutar de más de dos semanas seguidas de vacaciones y raro es el que durante este periodo de tiempo no “se conecta”, es decir interrumpe la supuesta desconexión que se presupone. Las telecomunicaciones nos permiten “liberarnos” de nuestro puesto de trabajo o responsabilidad durante estos periodos, permitiéndonos llevárnoslo con nosotros allá dónde vayamos.

A pesar de que muchos disfrutamos de nuestras vacaciones de modo fragmentado (“me cojo un par de semanitas ahora, etc…”) cada año hacia finales de agosto y para contrarrestar alguna ansiedad y la apocalítica llegada de septiembre, empiezan ya a asomar los primeros anuncios de fascículos y absurdos coleccionables. Peor ya que la llamada depresión post-vacacional, son a partir del 1 de septiembre los medios hablando de ella, igual que cuando abordan cualquier otro tópico estacional, la cuesta de enero por ejemplo, aunque la verdadera cuesta del año es esta; empiezan las clases, las dietas, los cursos de inglés, el gimnasio y ¡empieza la Liga!

Como si de cumplir con algún rigor se tratara, el 1 de septiembre de 1939, las tropas del Tercer Reich comenzaban la invasión de Polonia, poniendo en marcha esa máquina de guerra conocida como Blitzkrieg, que en pocos meses devoraría buena parte de Europa, desencadenando un conflicto que acabaría exteniendose a los cinco continentes.

El peor día del siglo XX
ElPais.com (30/08/2009)

nazi_attack_poland-698x480http://es.wikipedia.org/wiki/Archivo:Germans_at_Polish_Border_%281939-09-01%29.jpg